Como reparar golpes en una guitarra

Con el paso de los años nos vamos encontrando con pequeñas sorpresas en forma de desperfectos, sobre todo (o al menos en mi caso) en los bordes del instrumento. Algunos son producto del uso habitual, y otros son a causa de golpes o caídas.

Así pues, armados con un par de frascos de laca de uñas (sirve de cualquier marca) del color apropiado.

Podemos conseguir unos resultados sorprendentes:

De cerca se notan los “apaños” que hacemos, pero cogiendo un poco de distancia, pasan totalmente desapercibidos.

No os extrañéis si os miran un poco raro cuando entréis en una tienda preguntando y mirando lacas de uñas. 😉